«La imprenta es un ejército de veintiséis soldados de plomo con el que se puede conquistar el mundo»

Con las veintiséis letras del abecedario (la ñ no cuenta) fundidas en tipos móviles de plomo, se pudo expandir el conocimiento a través de los libros, que hasta entonces se hacían copias manuscritas uno a uno.

Ésta es la frase original que se le atribuye a Johanes Gutemberg, una certera imagen de cómo los tipos pusieron la imprenta al servicio de las artes liberales y de la ciencia.

En la pared de nuestro taller quedó plasmada esta frase haciendo honor a los orígenes de nuestro oficio. Idea de nuestro diseñador Javier Garduño.